lunes, 8 de abril de 2013

...odio...


Odio viajar en auto

Viajar en auto es bobo,
no es nada divertido,
y de tan aburrido
es casi parecido
a no poder dormir:
¡yo quiero haber llegado
pero no quiero ir!
No quiero contar autos
como ovejitas blancas
que saltan una cerca
que pasan, que pasamos
que van para otro lado,
no quiero ver las torres
de la electricidad
volando tan veloces
que no alcanzo a contar.
Y mi hermanito llora,
papá siempre se enoja,
mamá nos grita basta,
y siento olor a nafta
y quiero irme a mi casa.
Si miro a la distancia
parece que la ruta
está toda mojada.
Mamá dice "Qué lindo,
eso es un espejismo".
A mí me da lo mismo:
ni me parece lindo
ni me parece bello
para ver espejismos
en vez de andar en auto
prefiero ir en camello.


Odio que me acaricien la cabeza

                                            “Odio que me acaricien la cabeza
                                                 y que me escriban mal el apellido.
                                                   Odio toda la fruta excepto las cerezas.
                                                Odio a los árboles porque tienen arañas
                                            y a las películas dobladas en España.
                                           Odio que nos visite gente extraña
                                               porque me obligan a poner la mesa.
                                                  Y también odio que nos visiten conocidos
                                                porque saben cómo se escribe mi apellido,
                                              pero siempre me acarician la cabeza. "

                                                                          Ana María Shua



Y vos, qué odias????


3 comentarios:

Lucrecia Traverso dijo...

Yo odio ir a trabajar los días de lluvia!!!! jajajaja

Bibliotecari@, Andrea.- dijo...

Yo odio los días de lluvia

Seño Rosana dijo...

De izquierda a derecha,
de derecha a izquierda,
todos los domingos
la plancha anda cerca.
A pesar de que quita
todas las arrugas,
que es calentita,
parece que ayuda,
mi plancha parece
vieja pesadilla
odio su presencia,
sueño que se aleja.