lunes, 6 de diciembre de 2010

Y así se fue el año...como estos pétalos de rosas... volando!!!!!!!



Es bueno terminar el año pensando en las cosas positivas y en las que no estuvieron tan buenas en nuestro trabajo y acciones. 

Estaría genial que las reflexiones al respecto funcionaran como una receta mágica para que cada año fuese mejor que el anterior y a la vez perfecto.

Pero como no creo en las recetas mágicas... Y sí creo en el esfuerzo de las personas, estaría bueno guardar, en un bolsillo del guardapolvo de los habitantes de la escuela 4, algunos tips (jajaj así está de moda decir), para volver a sacar el año entrante.

* Pensar en el otro nos funcionó muy bien. Podríamos agregar la "ayuda" al otro y el trabajo en equipo para repartir energías. ¿No? .

* Toda las escrituras y lecturas estuvieron geniales. Creo que funcionaría muy bien ir pensando qué más queremos aprender.

* Los números y problemáticas fueron más complicados, tendremos que poner el acento en este tema.

* Todo lo que emprendimos con responsabilidad y cariño fue positivo. Lo anotamos para repetir en el 2011.

* A veces la intolerancia ganó. Eso hay que tachar. Porque enseguidita vino el diálogo y ese...ese sumó (anotá como super positivo).


    Seguro que hay muchos temas más para aportar. 
Esos te los dejo a vos.
 

 Si tenés algún tips para agregar, sumalo a comentarios.-


***

5 comentarios:

Barberán Zangaro dijo...

El año ya está terminando. Proyectos, boletines y registros que se cierran… Y la puerta de la biblioteca también.
A través de las entradas, me permitieron conocer las cosas lindas que pasan en la escuela.
Les deseo un feliz fin de año y felices vacaciones.

Barberán Zangaro
Bibliotecas Escolares

Bibliotecari@, Andrea.- dijo...

Gracias Mariano por todo.

De todos nosotros.

Seño Rosana 7* dijo...

Creo que siempre voy a destacar la maravillosa colaboraciòn de algunos compañeros, porque colaborando entre nosotros contagiamos a los chicos, y de eso se trata, de completar su educaciòn preparàndolos para la vida en sociedad y esta sociedad necesita urgente ciudadanos colaborativos.

Rescato, como siempre lo hice, que no hay mejor curso, postìtulo o licenciatura que la que otorga la experiencia de los que tienen años en esta maravillosa profesiòn y tienen ganas de compartir sus vivencias y nos alertan cuando estamos por cometer macanas o nos dan el sì, cuando procedemos correctamente. La escuela "4" todavìa tiene de esa gente que tiene ganas de enseñar a ser maestros y eso es impagable, pero hay que saber escuchar, asimiliar y sobretodo abrirse para aprender.

En lo particular fue un año de muchìsimos aprendizajes, y espero que cada año lo siga siendo, porque aprender significa modificar conductas, ser una persona pensante, abrir la mente, demostrar que somos seres racionales y por lo tanto cometemos aciertos y errores, pero los cometemos porque hacemos.

El escribir y producir estuvo genial, ahora nos falta el poder comunicarnos con los otros y hacer acuerdos que finalmente se cumplan, para no desgastar y que no se produzcan roces.

Nos falta conocernos un poco, humildad para saber agradecer a tiempo, y saber tomarnos de la mano para estrechar lazos, si acordamos y nos unimos, siempre todo va a ser màs fàcil, porque jamàs debemos perder de vista el objetivo que perseguimos: enseñar a los niños que un dìa trabajaràn el terreno que pisaremos cuando seamos muy mayores, por eso hay que hacerlos con el mayor de los respetos, profesionalidad y compromiso.

Debemos centrarnos y convencernos a nosotros mismos de que somos "profesionales de la educaciòn" y como tales, ese compromiso a veces implica dejar de lado asuntos particulares para dedicarnos de lleno a lo que elegimos ser.
¿O acaso a alguien le gustarìa que el odontòlogo cuando tiene el torno en la mano piense en sus problemas y no, que puede ocacionarnos un daño irreparable y arruinarnos un diente?
Nosotros tambièn podemos perjudicar y mucho, si nos olvidamos de nuestra profesionalidad. Eso es un tema un tanto pendiente dentro del sistema en si.

De todos modos lo positivo supera a lo negativo en mi balance, me basta con ver el rostro de mis alumnos estos ùltimos dìas de clase. No son los mismos que en marzo, reconozco en ellos muchos cambios y eso me pone inmensamente feliz.

Gracias a todos los que estuvieron y estàn ahì, en cada rincòn en el que aparezco y sin pedir auxilio me alcanzan a tiempo siempre, siempre lo que necesito.

Un fuerte abrazo y que el niño Jesus le traiga a cada uno lo necesario para ser feliz.

7 de diciembre de 2010 00:31

Bibliotecari@, Andrea.- dijo...

Hermosa reflexión!


Rescato sus palabras:

"...enseñar a los niños que un dìa trabajaràn el terreno que pisaremos cuando seamos muy mayores..." , me pareció una imagen muy positiva.-

brenchuu dijo...

Seño biblio la verdad que fué un 2010 lleno momentos hermosos,divertidos y otros no tan lindos....Pero mas que nada creo que fué un año que me sirvio para recapacitar muchas cosas y darme cuenta tambien de muchas coosas...Me dí cuenta de que la vida no es de color "ROSA" y se que va a sonar muy raro que con tan solo 13 años diga eso,pero si me di cuenta de que a veces para conseguir las cosas que queremos ay que hacer determinadas cosas y a veces hay que luchar...Pero creo que dentro de toodo por mas que a veces diga que fué el peooor año de mi vida,por momentos me pongo aa pensar que no es que fué el peoor año,sino que pienso eso porque cometí miles de errores y como dice mi mama de los errores se aprende, y tambien de las cosas que solemos realizar hay consecuencias algunas veces esas consecuencias son buenas y otras veces son malas,pero bueno de toodas esas cosas feas o momentos malos que solemos pasar se aprende y te haces mas fuerte...Lo bueno de este año es uqe conocí a gente maravillosa que quiero mucho y son mis amigosy estan cada vez que los nesecito,y despues conocí a gente que no era tan buena.Pero igual me llevo el recuerdo de toodas esas veces que estuvieron mis amigos que me quieren y que quiero...Así que no tengo mas nada que decir,fué un 2010 lleno de emociones :)