martes, 11 de octubre de 2016

Asterión.-

    Mucha gente dice que soy soberbio, ansioso y un poco loco..vivo en un castillo con puertas infinitas, abiertas y sin cerradura. Es enorme  y todos los días recorro el mismo lugares.
  
   Yo como gente, nueve personas por año, y todos los días juego a que tengo invitados y los hago recorrer el lugar. Siempre estoy solo porque si viene alguien me vienen las ganas de comerlo por mi instinto de toro. 

 
  Soy un hombre muy solitario. Y me cansé de la soledad.
 
   Escuché que iban a venir a matarme, lo espero con ansias. Ya me aburrí de fingir que tengo invitados y de matar gente. 
  Nunca puedo salir a la calle porque tengo ganas de comer gente y a ellos tampoco  les gusta que haga eso.

   Es mejor que muera. Es mejor para mí y lo es para ellos.
  texto de la alumna Luz 

***
 La casa de Asterión tenía puertas infinitas y también sin cerrojos, escaleras infinitas. 
  Cada nueve años le traían personas para que coma.
  Asterión es un monstruo con cabeza de toro y estaba muy aburrido de estar ahí adentro. Cuando salía, él veía a las personas con las caras aplanadas como la palma de una mano.

texto del alumno Elio
***  

3 comentarios:

Luisa, la Dire dijo...

La casa de Asterión fue el primer cuento de Borges que leí cuando tenía la edad de estos chicos. Me impactó tanto que me compré el primer libro, después vendría el resto.
Me alegra que los años pasen y sus efectos sigan inalterados, inspirando adolescentes a escribir cada vez mejor. Felicitaciones chicos, muy buenas producciones!!

Seño Rosana, 6to grado dijo...

Qué emoción, nunca pensé que uno de los cuentos de Borges que más me gusta, influiría tanto en una alumna. Lo impagable fue ver su rostro cuando le dije: - decí la verdad, vos preferís perdonar al Minotauro, - si, me dijo, con los ojos brillosos.

Después de la casa de Asterión, aprendí que detrás de cada villano, se esconde una vida llena de sufrimientos y empecé a verlos de ese modo, a perdonarlos un poco, a entenderlos otro poco.

Buenísimo esto de Borges seño Biblio!!!

Bibliotecari@, Andrea.- dijo...

Borges parece un imposible a cualquier edad.

Comprendí que la literatura sin prejucios no tiene etiquetas, edades ni lugares en el mapa.

;)