lunes, 29 de abril de 2013

Para pensar !



 ...en nuestra propia 
textoteca personal, quién se anima?

Ya saben espero respuesta
 en mi escritorio virtual       o de madera...


" Había una vez el van y el ven, el va y el ven, el vaivén, de un arrorró mi
niño, arrorró mi sol, arrorró pedazo de mi corazón. Duerme, duerme
negrito, que tu mama está en el campo, trabajando, duramente
trabajando. Ay que viene el coco a comerse a los niños que duermen poco.
Noni, noni, noni, mm, mm, mm. Scht, scht, scht...
Un día el arrorró mi niñohizo tortita de manteca,
para mamá que le da la teta, tortita de cebada, para papá que no le da nada.
Y entonces éste cazó un pajarito, este lo desplumó y éste pícaro se lo comió.
Y siempre el tilín tilín, el chas, el broom, el guau, el pío, el cocó, el
tolón, el ¿qué?... Eto,eto ¡cá tá!. Y entonces vino un gato que tenía
calzón de trapo y la cabeza al revés. ¿Querés que te lo cuente otra
vez? No me digas sí porque los zapatitos me aprietan, las medias me
dan calor, y aquel mocito de enfrente me tiene loca de amor. No me
digasno porque a Juancito de Juan Moreyra hay que darle la
escupidera, que anoche comió una pera y le vino una cursiadera. Todo
porque Cenicienta quería ir al baile del príncipe y la madrastra no la
dejaba. Mientras tanto, Blancanieves vivía en el bosque con sus siete
enanos.
Y siempre, el chunga chunga, el crack, el ring, el blablablá. Y
diostesalveMaría... El frutodetuvientre Jesús. (¿Qué es tesalve? ¿Qué
es tuvientreJesús?)Y entonces, un día, ala, a la, a l a, a la, ala.Alas para la gallina
 turuleca que sentada en el verde limón, con el pico cortaba la rama, con la rama
cortaba la flor.
Pero cuando los cinco patitos se fueron a bañar, escucharon: febo asoma sordos
ruidos oír se dejan tras los muros del histórico convento (¿Qué ruidos hacen los
 sordos detrás de los muros?).
Bum burumbum, pam papam, viene la murga. Yo por vos me rompo
todo, y te vengo a saludar y a decirte que el gobierno de hambre nos
va a matar. Bum burumbum, pam papam. Mamá eu quero, mamá eu
quero, mamá.
-¿Qué gusto tiene la sal?
–preguntó Hansel y Gretel con la boca llena de casita de chocolate.
-¡Salado!–contestó Pinocho mientras se tiraba al mar desde la boca
de la ballena, llevándose a Gepetto al hombro.
La princesa está triste, ¿qué tendrá la princesa?, los suspiros se
escapan de su boca de fresa.
-Este año, sin regalo no va a parecernos que estamos en Navidad–
dijo Jo con disgusto.
-A mí nome parece justoque algunas tengan tantas cosas bonitas
mientras que otras no tenemos nada–añadió Amy.
-Tenemos a mamá y a papá y nostenemos las unas a las otras
–dijoBeth.-¡Esta familia es una cooperativa!
–comentó Mafalda mientras Susanita declaraba que las casas tienen que ser como las del hornero
que tiene sala y tiene alcoba y aunque en ella no hay escoba, limpia está con todo
esmero.Pero: Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón sin ver que
sois la ocasión de lo mismo que culpáis. Todo de angaú nomás.
 Por eso Malena tiene pena de bandoneón: todos los viernes el amado se
convierte el lobizón. Se non é vero, é ben trovato.
Y así fue como la luna vino a la fragua con su polizón de nardos. Los
flamencos bailaban y bailaban con sus medias coloradas, blancas y
negras. Y despertaron a Alicia que venía del país de las maravillas, y
allí estaba Batman, esperándola.-Bésame–cantó. Bésame mucho, como si fuera esta noche,
 la última vez. Se callaron las luces, se encendieron los grillos y una música los
abrazó. Era Lisa Simpson en un solo de saxo.
Y colorín colorado, seguramente este cuento no ha termina."

   Laura Devetach 


Esta es mi textoteca en imágenes,
                                                                          


Llegó aporte de La Direeee






7 comentarios:

Lorena y Adriana dijo...

Genial!!! Mientras lo leía lo cantaba ja ja

Lucrecia Traverso dijo...

Buenísimo!!!!! me encantó y es cirto, fui cantando las canciones y rememorando mi infancia en cada renglón que leía!!!!! Gracias seño!

Bibliotecari@, Andrea.- dijo...

:)

Bibliotecari@, Andrea.- dijo...

A mi me mató:

-Este año, sin regalo no va a parecernos que estamos en Navidad–
dijo Jo con disgusto.
-A mí nome parece justoque algunas tengan tantas cosas bonitas
mientras que otras no tenemos nada–añadió Amy.
-Tenemos a mamá y a papá y nos tenemos las unas a las otras
–dijoBeth.-¡Esta familia es una cooperativa!


Lo recuerdo en libro de la colección Robin Hood y en variaaaaaaaaaaaaas versiones en la pantalla grande

Seño Rosana dijo...

Hermoso, me encantó, una joyita!!!

Seño Rosana dijo...

Una canasta de mimbre blando, ovalada, con dos franjitas de colores, con tapa y sin manija. Ese era el vehículo que me transportaba al país del Nunca Jamás.
"La Ardilla Hacendosa", competía contra la liebre que perdía una y otra vez, porque guardaba el jabón de lavar la ropa en el cajón de los cubiertos. La otra, en cambio, tenía un hogar hiperbrilloso en el tronco de un frondoso árbol y siempre encontraba cada cosa en su lugar, cuando había competencia para ver quién era la mejor ama de casa (Obviamente ese tipo de cuentos tan didácticos, me los compraba mi mami).
Mi mami partía "al centro", un lugar muy pero muy distante, en donde había cosas maravillosas, que nada tenían que ver con mi viejo barrio con olor a tilo y muelle con arena y piedras para tirar al Riachuelo.
Mi mami partía a entregar trabajo, camisones bordados a mano,sweters tejidos, jamás la vi sin hacer nada. Volvía con un cuento y una carpetita para bordar. !Cuánto la esperaba!
Asi, poco a poco fui armando la canasta que se abría como el cofre de un tesoro pirata, cada vez que faltaba al colegio porque tenía paperas, o varicela, o rubeola o la quinta y también la sexta enfermedad, porque me dieron tooooodas.
"La castañera" lloraba en alguna plaza de España, mientras la nieve le helaba las manos, a pesar de que el fuego con que asaba las castañas, se las lastimaba.
Cada libro se entremezclaba con un capítulo de alguna novela: "Dos a quererse", "El amor tiene cara de mujer", "Rolando Rivas taxista", "Pobre Diabla". Yo vivía esas vidas una y otra vez, me metía en esos mundos de ficción, y sufría cuando terminaban porque hubiese querido saber el destino de los personajes al pasar los años.
Sigo con la misma costumbre, a pesar de los años, sigo despuntando el vicio novelero, aunque sea con una novelita de turno.



Gracias Seño por esta iniciativa, por un ratito, sentí que mis piés tenían puestos zapatos guillermina y una voz desde lejos, la más linda que conocí en mi vida, comenzó a decirme:- Sacate ese uniforme, ponete urgente la ropa de entrecasa, no quiero que vayas manchada al colegio.

Bibliotecari@, Andrea.- dijo...

:)