martes, 9 de agosto de 2011

Para mirar una y otra vez...y aprender, una y otra vez...

6 comentarios:

Graciela dijo...

Muy emocionante. Moviliza mucho...Cuántas veces por cualquier cosa nos quejamos, no?

Bibliotecari@, Andrea.- dijo...

Ya lo creo, Gra!

Lucrecia Traverso dijo...

Que lección!!!! vale la pena invertir 8:22 minutos de nuestras vidas en esta inyección de esperanza y perseverancia... Gracias Andre!!!!

nora dijo...

Lo vi ayer de casualida en el programa de Susana. Lamé a mi hijo de 4 años para que viera a esa señora sin brazos ni manos,para que cuando me diga "no puedo" piense un poquito más

Anónimo dijo...

Realmente Admirable!!!!!! Un ejemplo de vida. Lo publiqué en mi muro para compartir.
Ana Claudia

Seño Rosana 4*B TM dijo...

Siempre tengo muchìsimas palabras, hoy sòlo puedo decir: Admirable!!!!
Gracias Señor y perdòn por no agradecer cada dìa poder tomar una flor, acariciar a mi hijo, escribir sin problemas, darle la mano a un amigo!!!
De cuàntas cosas nos olvidamos agradecer!!!!