viernes, 18 de marzo de 2011

Lectores...para pensar durante el finde...

...cuántas imágenes llegaron a nuestras retinas de la catástrofe ocurrida en Japón?!

Seguramente, a muchos, se nos pasó por la mente estar viendo una película. Ver la vida en vivo y directo, en esta época de veloz tecnología, es como un gran sacudón, porque esas personas están tan lejos y a la vez tan cerca.


Es por todo lo ocurrido, que sería interesante buscar en nosotros un pensamiento, un deseo...para los niños que viven, hoy, esa tragedia. Quizá, al tenerlos presentes, podamos hacerles una caricia desde el otro lado del planeta Tierra. Cuántos de nosotros desearíamos poder abrazarlos y decirles que todo va a pasar y que van a estar bien...




Hoy, la reflexión, no será sobre prácticas del lengua, matemática...o biblioteca, pero creo que vale la pena decir lo que sentimos.-



Ya tenemos un mensaje de la seño Elsa Romero, quién fue docente de nuestra escuela:



Escuchar
Leer fonéticamente
" Me parece un buen archivo. Fotos satelitales, antes y después del Tsunami en Japón.
 
En el medio de cada foto, aparece una barra vertical, si la desplazas a la derecha se ve la imagen antes del Tsunami, y para la izquierda se ve como quedó después".


http://www.nytimes.com/interactive/2011/03/13/world/asia/satellite-photos-japan-before-and-after-tsunami.html?hp

6 comentarios:

Bibliotecari@, Andrea.- dijo...

Si desean, también, pueden mandar lo que piensan nuestos chicos.

Ellos seguramente están sensibilizados por esta terrible situación.-

María Luisa y Graciela dijo...

Un saludo especial para Elsa Romero fui compañera de ella.
Excelentes las imágenes.
Graciela López

Anónimo dijo...

Realmente uno se siente muy chiquito frente a la naturaleza. Creo que no hay consuelo para los japoneses pero es admirable su comportamiento frente a la catástrofe, siguen trabajando, se organizan piensan en el bien común, en la comunidad por sobre el individuo. Mi admiración y solidaridad al pueblo japonés en estos momentos.

Lucrecia Traverso dijo...

Impactantes las imágenes, una vez mas la naturaleza nos demuestra su poder...de nada sirve el dinero que puedas tener, ni la ultima tecnología frente a un desastre natural como este. Desde ya, todo nuestra fuerza y plegarias para el pueblo japonés.
También para nuestros hermanos santiagueños que estan sufriendo la inundación, aunque parece tener mas cabida en los medios la desgracia internacional.....

Señorita Rosana ESc 4 - DE 4to dijo...

Hoy no hay desgracia internacional, hay sòlo desgracia, porque la Tierra comenzò sin fronteras, el supuesto "hombre evolucionado" se encargò de trazarlas. Todos los lìmites son meras convenciones humanas, la Tierra es y serà una sòla, como el hombre es y serà "el hombre".
Los animales no tienen territorios delimitados por leyes, lo hacen con el simple objetivo de sobrevivir, pero desconocen los mapas.
Tristeza, sòlo tristeza.
Vienen a mi mente las estrofas de una canciòn de la Bersuit:

"(...)Ciudades gigantes, enormes cloacas,
viajan torrentes hacia el mar, de un amor que huele mal,
como anunciándole al cielo, nuestro destino,
se ven las marcas de la muerte, por las ventanas del avión.

El progreso fue un fracaso, fue un suicidio
la ansiada prosperidad, fue el más pesado vagón.
Para que un juicio final, si ya estamos deshechos
una explosión natural, hará una gran selección(...)"
Como veràn, Cordera fue un visionario cuando la escribiò.
Pero estal cual, corriendo detràs del progreso, el supuesto "Homo Sapiens Sapiens" no supo frenar su ambiciòn. Hoy pagan los niños, siempre pagan los niños, en todas partes del mundo, se los golpea y se los ultraja, se les inventan "derechos torcidos", para que los "homos sapiens sapiens" continùen ganando terreno. Son utilizados para cualquier fin...
¿Demasiado cruel? Es que a veces nos agotamos de verlos sufrir...

Analia dijo...

Todo eso que sentimos al ver imágenes de la catastrofe no alcanzan, para que reconozcamos nuetsras falencias...
La naturaleza también se expresa, y lo hace sin medir consecuencias...
Todavía creo en que las cosas pueden cambiar y mejorarse, solo depende del, como dice rosana, "homo sapiens sapienes"