viernes, 17 de diciembre de 2010

Queridos Chicos:



Cuando un artesano se dispone a crear algo nuevo, alimentado por su entusiasmo busca con qué poder lograr aquello que tiene en la mente. Frente al nuevo material, comienza a trabajar intentando hallar la esencia, lo mejor que ese material contiene en su interior, para poder concretar aquello que imaginó con tantas ganas y tanto amor. Diariamente va tomando las herramientas necesarias que lo ayuden a lograr su propósito, sabe de antemano, que lo que está construyendo es una artesanía y por lo tanto no podrá lograr dos piezas iguales, aunque se lo proponga.


Una vez que logra hacer aquello que imaginó, que le llevó tanto trabajo, pero que esconde adentro una parte de su ser, tiene ante sí mismo el premio por tanta dedicación y esfuerzo, lo mira y a veces se asusta porque en parte se ve reflejado y quisiera conservarlo, pero a la vez, sabe que debe dejarlo partir, porque si se queda con esa artesanía en sus manos, no permitiría que fuese apreciada por otros.


Enseñar es un arte, pero sin ese material humano con el que trabajamos a diario, sería un arte vacío. Así llegaron ustedes un día a esta querida escuela, como el material humano que todo artesano de la educación ambiciona, muchos de los que hoy estamos presentes pusimos todo nuestro corazón, nuestro amor por la profesión que elegimos, nuestra responsabilidad ante esta tarea y fuimos creando juntos, piezas únicas que ahora deben partir, para seguir transformándose cada día en mejores personas y ciudadanos.


Sé que dentro de poco tiempo, cuando pasen el umbral de la escuela secundaria, miles de consejos de esta maestra un tanto extraña, demasiado recta, pero que a la vez canta en el aula o baila en los recreos, van a comenzar a sonar en sus cabecitas, para empezar a entender todo lo que les vine diciendo desde marzo hasta ahora.

Y dije que enseñar es un arte y como tal, cada vez que se lo pone en práctica se enseña y se aprende, y es por eso que viene el momento de los agradecimientos. Después de tantos retos y llamados de atención, llegó el momentos de darles las gracias, gracias a todos ustedes, porque llenaron las mañanas de ocurrencias que hicieron olvidar muchas veces los problemas que traía de casa, gracias por hacerme ocupar por cambiar de táctica cada vez que a alguien le costaba algo, eso hace que mi mente se mantenga en continuo movimiento y me hace bien.

Y una vez más necesito decirles lo que tantas veces les dije: nunca abandonen el estudio, no importa cuántos impedimentos haya, lo importante es seguir siempre, de pie firmes, sosteniendo las convicciones, afrontando los problemas, eso hace crecer y ennoblece.


Vengan a vernos siempre que quieran, estaremos aquí, cumpliendo como siempre, lo mejor posible lo que elegimos hacer.


Particularmente y en nombre de los alumnos agradezco a todos los que colaboraron en estos últimos días para que esto pueda llegar a realizarse. FELIZ AÑO y FELIZ VIDA A TODOS.



Rosana



5 comentarios:

Seño Rosana, 7* TM dijo...

Gracias Seño por publicarlo.

"Nano" BARBERÁN ZANGARO dijo...

Las dificultades del año quedan atrás al ver los logros que cada uno pudo realizar. Tal vez se olviden de los sustantivos, los circunstanciales u otros contenidos. Pero quiero creer que todos –por más que algunos de ellos no quiera reconocerlo de buenas a primera- valoran a esa artesana que también es artista y que, con la ayuda de sus colegas, intentó mostrar los colores del arco iris por sobre el gris de la mediocridad.

Sabemos que los maestros enseñamos cuando lo hacemos y también cuando no creemos hacerlo. Todos recordamos a varios de nuestros maestros, tal vez alguno hemos olvidado. Estos chicos, a los que tanto les agradece su maestra, recordarán a esa señorita que canta y baila y, a través de ella, a la escuela 4.

Seño Rosana 7* dijo...

Gracias Mariano, tus palabras siempre son un bàlsamo.

Escuela 21 DE 17 dijo...

Rosana, qué coincidencia. Vos hablás de artesanos y nosotros publicamos en el blog el poema "Sólo el amor" Qué sorprendente nuestra profesión!
Y sí, sólo el amor convierte en milagro el barro, qué te parece?
Buen año para vos y toda la comunidad de la escuela 4.

Bibliotecari@, Andrea.- dijo...

Hermosísimas palabras seño ♥

Hermosas las caras de los alumnos y los abrazos recibidos