jueves, 11 de noviembre de 2010

Nos mandó estas flores la seño Andrea...



...les propongo hacer diseños, fotos, textos, poemas...floridos  


glitter-graphics.com

11 comentarios:

Seño Rosana, 7* TM dijo...

La foto es espectacular, me encanta.

Seño Rosana, 7* TM dijo...

Hoy al salir de casa
me encontrè con un durazno.
Un rayo de sol lo atravesaba, y dejaba notar esa piel tan especial que invita a saborearlo.
Las mandarinas cansadas ya, seguìan intentando tener el primer lugar, querìan un poco de calor del mismo sol, pero, es imposible, porque el de ellas, es el sol del invierno.
De pronto, la luz se expandiò sobre los demàs que le hacìan compañìa y las manzanas lucìan màs brillosas que nunca, un coro de frutillas entonaban alegres melodìas sabrosas, estaban a punto, tan a punto que tentaban a que uno se ponga a cantar con ellas.
La esquina de casa està cambiando, subì la mirada y entonces encontrè a mi balcòn, hermosos rayitos de sol me saludaban bien abiertos, rosas, naranjas, amarillos y dos margaritas temerosas, no sabìan si asomarse o no. Creo que sufren de vèrtigo.
Entonces lo vi, enorme, vigilante, robusto, alto y pleno, verde, muy verde, tan imponente que sus ramas querìan acaparar al sol que se empeñaba en iluminar a esos primeros duraznos.
Todo se està tornando càlido, todo està mutando, todo me anuncia que poco a poco està llegando el verano.

Bibliotecari@, Andrea.- dijo...

✿ Adoro el verano.
Deseo que el invierno pase silencioso y fugaz, pero esto casi nunca sucede.

Y bue...paciente espero el sol. Mientras espero sueño.

✿ Adoro el verano. Les dije?
Y este se viene con estampas multicolores y flores atrevidas en todos los diseños. Desde platos, vestidos, pashminas, ropa de bebé, bijou y hasta remeras de hombre.!!!!

Me encanta poner en la mesa del patio dentro de un florero de última generación - esos super angostos y anchos, los que entran una flor al ladito de la otra como en filita; si los viera mi abuela diría: qué porquería!!!jjajaj- unas hermosas rosas de tallo largo color té en armonía con unas rosas rococó a los pies de las anteriores y todas coronadas con unas ramitas de amorosas gipsófilas. Qué lindo para la vista, el detalle y nada más, muy minimalista. Adoré!


Y qué viva mi estación preferida del año: Don VERANO ✿

Anónimo dijo...

Orquídeas blancas
manteles suaves
mariposas azules
vistosas, aladas.

Cielo despejado
mares intensos
parece todo bordado
estoy allí, pienso.

Pienso en verano
colores intensos
placeres mundanos
estoy allí, pienso.

Bibliotecari@, Andrea.- dijo...

✿✿✿

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar
y otra vez a la tarde aún más hermosas
sus flores se abrirán.

Pero aquellas cuajadas de rocío
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer como lágrimas del día....
ésas... ¡no volverán!

Gustavo Adolfo Bécquer

Belén dijo...

"Desde los tiempos más remotos, las flores nos hablan, nos cuentan la historia de una vida, y sobre todo, nos cuentan la historia de nuestra vida. Unas veces nos hablarán de la amistad y el amor; y otras de la muerte, el desamor o la soledad. Sólo hay que saber escucharlas y saber interpretarlas. Las flores simbolizan la expresión anímica de la naturaleza humana. Dependiendo de la cultura, éstas pueden representar diferentes cualidades de las personas, según su especie botánica".

Me gustó lo que decía y lo quise compartir


lo saque de http://plantas.facilisimo.com/reportajes/flores/

María dijo...

A mi me gustan mucho las flores. Y en especial cuando voy al tigre

Bibliotecari@, Andrea.- dijo...

Chicas qué bueno investigar y contar lo que nos gusta!

Anónimo dijo...

El Ceibo ("Erythrina crista-galli"), también denominado seibo, seíbo, o bucare, es la Flor Nacional de la República Argentina.

Bibliotecari@, Andrea.- dijo...

La luna y la rosa



En el silencio estrellado
la Luna daba a la rosa
y el aroma de la noche
le henchía ?sedienta boca?
el paladar del espíritu,
que adurmiendo su congoja
se abría al cielo nocturno
de Dios y su Madre toda...
Toda cabellos tranquilos,
la Luna, tranquila y sola,
acariciaba a la Tierra
con sus cabellos de rosa
silvestre, blanca, escondida...
La Tierra, desde sus rocas,
exhalaba sus entrañas
fundidas de amor, su aroma...
Entre las zarzas, su nido,
era otra luna la rosa,
toda cabellos cuajados
en la cuna, su corola;
las cabelleras mejidas
de la Luna y de la rosa
y en el crisol de la noche
fundidas en una sola...
En el silencio estrellado
la Luna daba a la rosa
mientras la rosa se daba
a la Luna, quieta y sola.




Poemas de Miguel de Unamuno

Seño Rosana, 7* TM dijo...

- Comienzo a entender - dijo el principito. – Hay una flor... creo que me ha domesticado...

- Es posible – dijo el zorro. – En la Tierra se ven todo tipo de cosas...(...)
(...)- Ve y visita nuevamente a las rosas. Comprenderás que la tuya es única en el mundo. Y cuando regreses a decirme adiós, te regalaré un secreto.

El principito fue a ver nuevamente a las rosas:

- Ustedes no son de ningún modo parecidas a mi rosa, ustedes no son nada aún – les dijo. – Nadie las ha domesticado y ustedes no han domesticado a nadie. Ustedes son como era mi zorro. No era más que un zorro parecido a cien mil otros. Pero me hice amigo de él, y ahora es único en el mundo.

Y las rosas estaban muy incómodas.

- Ustedes son bellas, pero están vacías – agregó. – No se puede morir por ustedes. Seguramente, cualquiera que pase creería que mi rosa se les parece. Pero ella sola es más importante que todas ustedes, puesto que es ella a quien he regado. Puesto que es ella a quien abrigué bajo el globo. Puesto que es ella a quien protegí con la pantalla. Puesto que es ella la rosa cuyas orugas maté (salvo las dos o tres para las mariposas). Puesto que es ella a quien escuché quejarse, o alabarse, o incluso a veces callarse. Puesto que es mi rosa.
(...)Y volvió con el zorro:

- Adiós – dijo...

- Adiós – dijo el zorro. – Aquí está mi secreto. Es muy simple: sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.

- Lo esencial es invisible a los ojos – repitió el principito a fin de recordarlo.

- Es el tiempo que has perdido en tu rosa lo que hace a tu rosa tan importante.

- Es el tiempo que he perdido en mi rosa... – dijo el principito a fin de recordarlo.

- Los hombres han olvidado esta verdad – dijo el zorro. – Pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado. Eres responsable de tu rosa...

- Soy responsable de mi rosa... - repitió el principito a fin de recordarlo.

Antoine de Saint Exùpery