jueves, 7 de octubre de 2010

Para pensar...

* Cuando comencé a estudiar tuve mi primer contacto real con una biblioteca pública. Un gran mueble lleno de cajoncitos me esperaba  por lo menos dos tardes a la semana. Guardaba celosamente unas cuantas fichas todas iguales,
muy prolijas y amarillas por el correr del tiempo.
Me intrigaba en qué tiempo, la bibliotecaria, llenaba tantos cartoncitos cuadrados (a mi vista en ese momento, me enteraría años más tarde que eran rectangulares y con un orificio a una altura determinada), con tanta identidad de libros guardados en hermosas estanterías  antiguas. Una y otra vez retiraba libros y devolvía a tiempo. No soñaba con estar tan cerca de esos cajoncitos alguna vez.


 * Ahora esos cajones, en nuestra biblioteca escolar, los pienso de otra  forma. Cobraron otra dimensión, van en distintas direcciones porque el tiempo y las tecnologías así lo plantean. Se llenan en formato digital y se utilizan en la formación de un usuario diferente.

Un usuario ágil, demandante, que hace de su búsqueda algo esencial.

Un usuario que necesita la información urgente. 

Recuperar el material de nuestras bibliotecas escolares nos exige un entrenamiento cada vez más arduo, pero cada vez más movilizante, creativo y comprometido.
Pensar al libro sólo en formato digital no es mi idea. 
 Creo en el valor increíble de los libros y del fondo bibliográfico de nuestra biblioteca. Y apuesto al uso de herramientas digitales como complemento.  

Andrea (bibliotecaria escolar)♥.-

"No logro, porque no quiero lograrlo, intentar prescindir de los libros. Ellos están ahí, preparados a que los encuentre, los tome, los deshoje, los lea y los transforme y pueda volver a ellos una y mil veces sin botones de por medio. Romper con la comunión entre el lector y su libro, sería disolver una unión que el hombre se ocupó de inventar. La tecnología debe servir para profundizar esa comunión, no para prescindirla". Rosana Colombo♥

7 comentarios:

Seño Rosana, 7* TM dijo...

¿Còmo hacer para que de la pantalla salga el olor a libro nuevo?, ¿Còmo lograr disfrutar del amarillento tono de las hojas de los libros de otra època?
¿Còmo hacer para que a travès de la pantalla se puedan palpar la transparencia y la fragilidad de los libros en papel biblia?
¿Còmo colocarle ese señalador que te regalò un ser muy querido en el que te dice cuànto te quiere y te aprecia?
Imposible. La màquina jamàs podrà transmitir esas maravillosas sensaciones.

La biblioteca dijo...

Excelente post.
Seño Daniela

Bibliotecari@, Andrea.- dijo...

Seño Rosana sus palabras pasaron por mi mente en formato de imágenes puras. Sus palabras transmiten "maravillosas sensaciones"

Gracias seño Daniela!

Barberán Zangaro dijo...

¡Qué placer ir por las bateas de saldos de las librerias de Corrientes!
Librerias y bibliotecas, entro y en los ojos brilla la ilusión.

brenchuu dijo...

Tiene mucha razon con lo que dice Profe Rosana...jajaaj esta bueno lo de como hacer para que de la pantalla salga el olor a libro nuevo?? jajajaj

Las Bibliotecarias dijo...

Hola a todos!
No debemos preocuparnos por el avance de las Tics y el futuro de libro impreso. Hace tiempo que se habla de la "biblioteca híbrida" , es decir, que en las bibliotecas convivirán lo impreso y lo digital sin ningún problema. ¿O acaso dejó de existir la radio porque existe la televisión?
Un cariño a mis compañeros bibliotecarios!
Beatriz Puleio.
Bib. Esc. Nº 9 D.E. 4º

Bibliotecari@, Andrea.- dijo...

Gracias brenchuu y seño Beatriz por los comentarios ☺