viernes, 6 de noviembre de 2009

La leyenda que están por leer la escribió Sebastian.


El Sol dijo:
- cada estación durara 3 meses. Ya lo he dicho.
Y los animales pensaron algo. Para el día y la noche. Pensaron en las 24 horas. Entonces también le pusieron minutos, pero…cuánto durará un minuto?, la liebre respondió:
-60 segundos – y todos estaban de acuerdo.

Reunidos les dijeron, al día y a la noche, que el día sea desde las 7 de la mañana hasta las ocho de la tarde y que el resto duraría la noche.
Bueno – dijo el Sol- esta bien.
Todos vivieron felices. Pero aparecieron malos tiempos.

Después de un mes las nubes taparon el sol y se veía todo gris, caían gotas de agua y el Sol dijo:
- Eso es natural. No se asusten.- y todos los animales se calmaron.
Pero empezaron temblores, tornados, remolinos y en los mares, los tsunamis.
Entonces llamaron al Sol para que arregle el mal tiempo. Cuando el Sol fue con ellos, cayeron lejos de allí truenos y rayos y el Sol pensó:- mmmmm… que mal tiempo y vio a los animales y les dijo:
- ¿ustedes me llamaron?
- Siií – respondieron los animales y les contaron del mal tiempo.
El Sol lucho primero con el tsunami, pero apenas pudo ganarle. ¡Qué grandes retos me deparará el futuro!, pensó el Sol.
El Sol les ganó a todos, menos a los dos hermanos: el rayo y el trueno.
-Son muy difíciles de vencer, escuché por ahí. Le pidió ayuda a alguien muy fuerte como él, la Luna.

Ambos pelearon y pudieron ganarles y salir ilesos.
El mal tiempo se fue y vivieron felices para siempre.


SEBASTIÁN LÓPEZ, 5º A

1 comentario:

Andrea. dijo...

Te felicito Sebatian. Me encantó tu trabajo.

Srta. Andrea